PEPE BOTELLA LA ELECCIÓN DEL VELO

Evalúa dónde se encuentran los puntos importantes de tu verstido.

¿Prefieres tener la parte del busto adornada o tal vez prefieres presumir de un detalle en la espalda? En este caso tendrás que elegir un velo que termine antes del punto que quieras resaltar o escoger uno más largo y simple, que deje ver los detalles a través de él.

El velo tiene que combinar. Está el estilo clásico, que es el formal y s¡métrico. El estilo romántico posee un elemento de suavidad y generalmente incorpora mucha atención a los detalles. El estilo sofisticado es un estilo discreto, libre de detalles recargados y el estilo ecléctico es creativo con toques inesperados.
Tienes que considerar todos estos factores cuando escojas tu velo: el larco, el ancho, el color, las capas y la decoración.

Considerar el ancho. El celo de 137 cm es el más elegante. Si quieres alardear de algún detalle de tu vestido que está cubierto por el velo, este es lo suficientemente simple para adaptarse. Es ideal para ir con vestidos que tienen mangas o tiras decorativas.

El velo de 183cm de ancho, tiene una altura y ancho moderado. Cubre un poco los brazos, por eso va bien con un vestido de tirantes. El velo de 231cm es el velo más ancho que hay y tiene brazos. Este estilo es fabuloso si usas un vestido sin tirantes y quieres cubrirte un poco los brazos y los hombros.

Considera el largo. Los velos que llegan hasta los hombros quedan bien con los vestidos con detalles en el busto, las caderas o en la espalda baja. Los velos que llegan a la cadera y hasta el suelo van bien con la mayoría de estilos de vestidos que no tienen cola.

Los velos catedral son los más largos y por lo tanto los más formales. Quedan bien con vestidos largos y clásicos.

Decide el peinado. Un tocado pesa, un velo largo o uno de múltiples capas requieren de un peinado recogido como un moñó.Un peinado mirad arriba, mitad abajo irá bien con pesos y largos moderados. Si quieres llevar el pelo todo abajo, entonces probablemente lo mejor sea llevar diseños cortos o livianos.

Nota Publicada: 28/03/2016
Tags: